Algunos de los cortometrajes de ficción en competencia ya se exhibieron en Aula Magna, para en tan pocos minutos encantar al público con sus historias. Dentro de esta categoría se encuentran 27 proyectos y el jueves se exhibieron 7, participando en esta ocasión Argentina, Brasil, Chile, Alemania, Turquía y Uruguay.

El Festival Internacional BioBioCine, una instancia para el desarrollo de la producción audiovisual en la región, hoy celebra sus cinco años con la temática “fiesta”. Porque esta es una oportunidad para el surgimiento de la industria cinematográfica que crea lazos entre realizadores regionales, nacionales e internacionales.

Los dos cortometrajes que se presentaron ese día, contaban con la presencia de sus directores; los chilenos Catalina González (“Como los terremotos”) y Ricardo Valenzuela (“Cazador”), quienes nos contaron acerca del mensaje que quisieron entregar con sus proyectos.

La creadora de “Como los terremotos”, destacó que su corto se centra en situaciones de la vida cotidiana, principalmente en el amor de parejas. “Es un poco explorar una conversación entre dos personas, en ese mundo de estamos o no estamos. Los miedos al amor, igual es muy raro que uno le tenga miedo a algo tan lindo, pero igual da un poco de susto”, acotó.

 

 

Catalina comentó también el por qué quiso exhibir su trabajo en este festival, “quise exhibirla acá porque quería mostrarlo en un lugar que no fuera Santiago, se estrenó en Sanfic y ahí tuve muy buenos comentarios, pero quería saber que pasaba en otros lados. Tenía muchas ganas de quedar en este festival”

Ricardo Valenzuela Pinilla2Por otro lado, el director de “Cazador”, Ricardo Valenzuela, nos presenta su trabajo donde plasma a un hombre y su perro, quienes se sumergen en la naturaleza retratando sus instintos. “Tanto los animales como los seres humanos responden a los instintos, particularmente lo que pasa acá en el sur es que se vive de una forma más pragmática”

Respecto a su opinión sobre el Festival “encuentro que es un festival que está super interesante, es una excelente plataforma para poder acontecer este tipo de trabajos que son más de provincia y no tan comercial. Me parece una muy buena tarima para impulsar el cine independiente, por eso quise postular”.

Dentro del festival, los otros cortos que se presentaron fueron: Till death do un part de Alexander Sxhulz  (Alemania), Polo Sur de Emin Akpinar (Turquía), Elemental de Alejandro Rocchini y Marco Betancor (Uruguay), La Canoa de Ulises de Diefo Fió (Argentina) y Eo galo cantou de Daniel Calil (Brasil).

Durante el fin de semana se seguirán presentando los otros cortometrajes en competencia, los que se podrán apreciar en Aula Magna Arzobispado de Concepción. Junto a esta categoría se encuentran también las categorías Largometraje de ficción y Documental.

Por Florencia Ortiz Cartes